Si señor!

Hace un par de años estaba bastante descontento con mi vida, mis sábados se me iban en dar vueltas sin sentido a los centros comerciales y a mis antiguos amigos de la universidad casi no los veía porque, pues tambien tienen vidas propias, estaba bastante aburrido y algo deprimido.

Además parecia que buscaba la forma de criticar todo, como las peliculas, casi no iba al cine porque no queria ver la clasica formula holliwoodense, pero rara vez me sorprendía con algo, asi que estaba bastante aburrido.

Un buen día tuve una simple idea, decir sí, como la famosa pelicula de Jim Carey “Yes, Man” (que no he visto, por cierto) y comencé a hacer las cosas un poco diferentes, veía peliculas que nunca veria en condiciones normales, comencé a buscar cosas nuevas por hacer, por ejemplo, conocí el museo Dolores Olmedo en Xochimilco, bastante recomendable, y al cual nunca habia ido por estar en el extremo opuesto de la ciudad al que vivo, pero mas importante aún, conocí muchas personas que ahora se han convertido en mis mejores amigos.

En conclusión, digan que si, nada bueno ha salido de decir que no.

Enrique